Es esencial que tengas ciertos cuidados con el tatuaje después de hacerlo. Al fin y al cabo es una herida en tu piel.
Estos 5 simples consejos ayudan a prevenir infecciones. También evitan que tu tatuaje se convierta en una fea cicatriz y una mala experiencia.

Mantenlo Tapado Durante las Primeras Horas
El parche que el tatuador te pone sobre el tatuaje, sirve para protegerlo durante las primeras horas de bacterias, luz solar, polvo y otras sustancias del medio ambiente
Debes dejarlo tapado solo por el tiempo que tu tatuador indique. Generalmente indicamos que mantengan el parche por unas 2 a 3 horas.
El plástico aumenta la temperatura en la herida y hace que se acumule sangre y fluidos en ella.

Limpia el Tatuaje e Hidrata bien la Herida
Utiliza agua caliente (lo que más resistas sin que te duela) y jabón líquido neutro (de glicerina). Procura que el agua corra por el tatuaje y que no le llegue directo. No utilices jabones con perfumes o que contengan alcohol ya que podrías dañar el tatuaje e irritarlo.
Lava la zona tatuada mínimo 4 veces al día usando tus propias manos (previamente lavadas), cuidando limpiar toda el área para que no queden restos de sangre o crema. Esto lo debes repetir por al menos 5 a 7 días. Pasados los 5 a 7 días, ya no es necesario lavar el tatuaje de manera tan seguida, bastará con 1 vez por día. No utilices esponjas ni lo frotes para retirar excesos.
Seca la zona tatuada dando pequeñas palpaciones con papel absorvente, la herida debe quedar bien seca, pero no la aprietes ni la frotes.
Procura que el papel absorbente no sea papel higiénico ni servilletas, ya que estos contienen pelusas que podrían pegarse a tu tatuaje provocando posibles infecciones.
Usa una Crema Especial para el Cuidado del Tatuaje, La que tu Tatuador te Recomiende
Debes aplicar una fina capa de crema (la recomendada por tu tatuador). Cada vez que laves tu tatuaje y lo seques debes aplicar una capa delgada de crema. No debes aplicar crema sobre crema, SIEMPRE debes lavar tu tatuaje antes de aplicar crema sobre él. (Al menos por los primeros 5 a 7 días) Esto ayudara a prevenir infecciones y a mantener hidratada la zona tatuada. Pasados los 5 a 7 días debes preocuparte de aplicar una capa delgada de crema cada 4 horas aprox y por el tiempo que sea necesario, esto aliviará la picazón que se produce por la cicatrización de la piel. No utilices cremas cosméticas ni lociones antibióticas ya que podrían provocar alergias. Pasados los 15 días, usa siempre una crema hidratante. La zona tatuada tiende a resecarse, por eso es importante mantenerla hidratada, así se verán vivos los colores y podrás lucir tu tatuaje en óptimas condiciones.

Protégete del Sol Después de la 3era Semana
Evita la exposición solar por los primeros 20 días. Luego debes aplicar protector solar de alto nivel (factor 30 mínimo) para conservar la vida de tu tatuaje y así los colores no se desgasten.
Una vez cicatrizado, si te expones al sol, debes aplicar protector solar cada 2 a 3 horas, con esto protegerás tu piel y tu tatuaje.

Cuidado con el Agua
Debes evitar el agua de mar, de piscinas o saunas. No debes tomar baños de inmersión durante los primeros 15 días o hasta que el tatuaje cicatrice, ya que sumergir tu nuevo tatuaje lo podría dañar irreversiblemente. La suciedad y bacterias presente en el agua puede hacer que se infecte y dañarlo.

No Retires los Cueritos y Evita que se Formen Costras
En el proceso de cicatrización de tu tatuaje, es normal que veas caer unos cueritos, estos son porque tu piel esta regenerándose. Es probable que al lavarlo veas que caen muchos, es normal. Por ningún motivo debes retirarlos, debes esperar que caigan solos. Si los retiras corres el riesgo de que sangre tu tatuaje y se formen costras. Si se forman costras y te las retiras, se sale la tinta.
Si sigues los cuidados como te los hemos explicado, no deberías tener ningún tipo de problema con tu nuevo tatuaje.